La entrada en vigor el próximo mes de febrero de 2019 de esta Directiva europea y que ha supuesto la puesta en marcha del  Sistema Español de Verificación (SEVeM), obligará a  incorporar en todos los medicamentos un código identificador único.  Éste estará registrado en una base de datos europea y, a su vez, la base de datos estará conectada a cada uno de los sistemas de verificaciones nacionales.

Este sistema afecta a toda la cadena del medicamento, desde producción y distribución hasta la dispensación, tanto en oficinas de farmacia como en hospitales. Cuando los responsables de los departamentos de farmacia, reciban el producto, deberán validarlo y desactivarlo para verificar que el medicamento es verdadero y no ha sido manipulado antes de dispensarlo.

Ver noticia en ITUser

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en este enlace si desea mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies