Datos, datos y más datos. Esa es la clave para una correcta toma de decisiones en la empresa. El Big Data ha llegado para quedarse y de su correcta utilización dependerá buena parte de la supervivencia de las organizaciones en los próximos años.

Una de las claves del mercado del Big Data en estos momentos hay que buscarla en el año extraño que estamos viviendo. La pandemia ha hecho que las estrategias de las empresas hayan dado un giro de 180º. En general, lo que ha supuesto, es que las organizaciones hayan visto la importancia de la digitalización para garantizar su subsistencia. Y esa digitalización incluye al Big Data. Sin embargo esa apuesta por las tecnologías de Big Data va por barrios. Así la empresa privada está haciendo grandes esfuerzos por incorporar tecnologías de analítica y Big Data, mientras que el sector público todavía no tiene claras sus estrategias a pesar de que cómo afirma Pablo Boixeda, Sales Engineering and Business Development, “los datos están jugando un papel fundamental en la lucha sanitaria contra el coronavirus y también en la gestión de los recursos, pero el sector público español necesita todavía un fuerte impulso en analítica y gobierno de dato”.

Big Data se está consolidando como tendencia y como necesidad. Sobre todo desde la irrupción de la pandemia y de forma especial, en un sector: el sanitario. Como hemos dicho anteriormente, el sector público en España está más retrasado en la incorporación de tecnologías de Big Data, pero no ocurre lo mismo con el privado ni con los sistemas de salud públicos de otros países de nuestro entorno. Y es que como afirma Juan Jose Corripio Aba, Senior Manager de Common MS, “Big Data se ha convertido en el impulsor de las principales herramientas digitales para hacer frente a la COVID-19, como son los mapas de identificación de casos por países hasta aplicaciones de rastreo de contagio. Pero el Big Data también juega un rol importante en las decisiones tomadas y que se toman actualmente para definir los periodos de confinamiento y las fases de la desescalada, en base a los datos recogidos de hospitalizaciones, contagios o fallecimientos, generando métodos estadísticos y predictivos”.

Leer reportaje completo en Revista Byte TI >>

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en este enlace si desea mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies