Common MS, Novis Euforia y SNP organizaron un webinar que bajo el título: “Los desafíos de los proyectos de carve-out”, se convirtió en un foro para conocer todas las claves para llevar adelante un proyecto de este tipo, destinado a la separación de un negocio, una división o la venta de activos, situación que se da cuando una empresa quiere concentrarse en el negocio principal, o quiere recaudar fondos o capital para adquisiciones, inversiones o reducir su deuda.

Álvaro Íñiguez, socio consultor de Common MS que fue el encargado de dar las claves de los proyectos carve-out señala que,  “el contexto global que estamos viviendo, relacionado directamente con la pandemia que está impactando en la economía en general y en particular a todo el tejido empresarial, ha obligado a las grandes corporaciones a tomar decisiones de localización o deslocalización en determinados países, a posibles desinversiones de activos que no son todo lo rentables que se esperaban, y que se venden a otra compañías. También surgen oportunidades de adquisición por parte de empresa que desean invertir en estos momentos”.

Estos cambios en las estructuras organizativas implican unos desafíos que deben afrontarse desde todos los niveles de la organización, pero de manera más estratégica desde el departamento de sistemas, ya que significará la adaptación de las aplicaciones, datos y procesos de la compañía a la nueva realidad.

Álvaro Íñiguez asegura que el primer paso en un carve-out  es, “definir cómo una desinversión afectará al mapa de sistemas, qué integraciones continúan o desaparecen y por supuesto, las restricciones legales que estos cambios van a suponer y que están relacionados con las leyes propias de cada país. Hay también un aspecto muy importante, la confidencialidad, definir qué datos puedo llevar del sistema origen al nuevo y cuál es el horizonte temporal de los datos que voy a migrar de un sistema a otro. Además hay que tener en cuenta la eliminación de datos en el sistema origen una vez que se ha hecho el carve-out, que permitirá  liberar espacio en disco para ser ocupado con otros propósitos, y evitar los tiempos de inactividad, porque hay negocios y procesos que son críticos y no puede verse penalizados, por lo que reducir estos tiempos es fundamental en un proyecto de este tipo”.

La realización de un carve-out  abre, en opinión de Álvaro Íñiguez, “nuevas  oportunidades, como por ejemplo aprovecharlo para incorporar nuevas funcionalidades en el sistema”.

Experiencia en proyectos de carve-out

Common MS lleva abordando proyectos de carve-out desde hace varios años, utilizando para ello la solución CrystalBridge de SNP, que permite la transformación automatizada de extremo a extremo, lo que aporta una serie de beneficios entre los que cabria destacar:

  • La reducción de los esfuerzos manuales, de los costes y del tiempo de implantación de un proyecto
  • La incorporación de una serie de escenarios de transformación predefinidos
  • CrystalBridge es una solución totalmente probada, con la que ya se han realizado más de 12.500 transformaciones completadas con éxito.

Entre los diferentes escenarios que según Álvaro Íñiguez permite la solución CristalBridge encontramos: “proyectos de transformación a SAP S/4 Hana, de fusión, proyectos de armonización de datos, de move to cloud. Con CristalBridge cubrimos  cada uno de estos escenarios y además es posible combinar, dentro de un mismo proyecto, varios escenarios en el mismo tiempo, lo que va a tener una gran repercusión, ya que en lugar de realizar proyectos encadenados con lo que se alargarían los tiempos, se realizan todos de forma paralela y automatizada”.

Módulos de CristalBridge

CristalBridge incorpora una serie de módulos  que integran diferentes componentes. Los más destacados y que van a ser necesarios para emprendes un proyecto de carve-out son:

  • Análisis
  • EmptyShell
  • Operation Excellence
  • Transformación y testing
  • Integración

La primera de las fases, la de análisis, permite conocer el proyecto, su planificación y alcance, el segundo paso sería ella creación de un Empty Shell, que no es sino una copia del sistema en otra máquina, donde solo nos llevaremos la parametrizacion y el desarrollo, pero no los datos. El tercer paso,  consiste en la incorporación de aquellas mejoras que deben realizarse de forma adicional a la separación y el cuarto, es el que acometemos los ciclos de conversión y migración de datos de cara al GO Live.

“Con esto llegaríamos”, explica Álvaro Íñiguez, “ a la siguiente fase, donde ya tenemos nuestros sistema vacio y configurado,  lo que nos permite abordar la siguiente fase con mucha flexibilidad, así como todas aquellas tareas adicionales a lo que es un proceso de carve-out. La fase de ajustes, nos facilita los ajustes en la estructura organizativa, sustituir o incorporar los centros logísticos y de beneficios, las nuevas funcionalidades como tesorería o nuevos módulos. Sería también un buen momento  para hacer una actualización de versión y preparar el sistema para las pruebas posteriores”.

La última de las fases es el proceso de transformación de datos, la migración de los datos del sistema origen al sistema destino  a través del módulo de Transformación de CristalBridge que como explica Álvaro Íñiguez, “incorpora muchos componentes que permiten una automatización  de todo el proceso, el primero sería el cockpit de migración, que realiza una monitorización completa de la migración de datos, a lo que se unen aceleradores para la extracción rápida de datos en el sistema origen, Templates con escenarios de migración,  y la verificación de inconsistencia de datos, que nos avisa de posibles errores que pueden surgir y como subsanarlos y por último, el componente de pruebas automatizado, que evitar tener que hacer pruebas manuales. Nuestro objetivo es que una vez finalizada esta fase, el sistema quede con una altísima calidad gracias a las pruebas exhaustivas que se han hecho para que cuando se realicen las pruebas de aceptación de usuario, haya pocas incidencias”.

“Llegados al final del proyecto de carve-out me gustaría destacar los beneficios que las empresas encuentran una vez finalizado, como la implantación de una solución estandarizada que incorpora reglas de transformación automatizada  que reducen tiempo, costes, esfuerzo y por tanto minimizan el riesgo. Se trata de un sistema consolidado  y comprobado, rápido,  que optimiza los tiempos de transformación y sobre todo, es a medida y personalizado, porque que a través del systems scann que incorpora, es posible decidir qué queremos llevarnos y cuándo, es eficiente, pues reduce en un 75% los tiempos del proyecto y nos permite migrar en move to cloud a plataforma cloud”, afirma Álvaro Íñiguez.

Para finalizar, Álvaro Íñiguez señaló  algunos casos de éxito de CristalBridge en el mundo en grandes corporaciones del sector energético e industrial que tienen un alcance funcional en SAP muy amplio con grandes volúmenes de datos y que recurren a SNP para abordar este tipo de proyectos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en este enlace si desea mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies