Common | mayo 27, 2024 ▪️​BANKING INSIGHTS

¿Qué es la Ley DORA (Resiliencia Operativa Digital) y cuál será su impacto?

En el mundo digital interconectado de hoy, la resiliencia y la seguridad de los sistemas en línea se han vuelto muy importantes. A medida que aumenta la dependencia de la infraestructura digital, también lo hace la necesidad de regulaciones sólidas para garantizar su estabilidad. Entra en escena la Ley de Resiliencia Operativa Digital (DORA), una regulación próxima que está destinada a revolucionar la forma en que las organizaciones abordan la resiliencia digital. En este artículo, analizamos los aspectos clave de DORA y sus posibles implicaciones para las empresas en toda Europa y más allá.

Comprendiendo DORA:

DORA tiene como objetivo establecer un marco integral para la resiliencia operativa del sector financiero, abarcando tanto aspectos digitales como no digitales. En su núcleo, la regulación busca mejorar la capacidad de las entidades financieras para resistir y recuperarse de las interrupciones operativas, incluidos los ciberataques, fallos de IT y otros incidentes.

Uno de los puntos centrales de DORA es el principio de «mismo negocio, mismo riesgo, mismas reglas», que enfatiza estándares consistentes para la resiliencia operativa en todas las instituciones financieras. Esta uniformidad tiene como objetivo fomentar un campo de juego nivelado mientras refuerza la estabilidad general del ecosistema financiero.

Disposiciones Clave:

DORA esboza una serie de obligaciones y requisitos para las entidades financieras, con un enfoque particular en la resiliencia operativa digital. Estas disposiciones incluyen:

-Reporte de Incidentes: Exige la notificación oportuna de incidentes cibernéticos significativos a las autoridades pertinentes, lo que permite respuestas y medidas de mitigación rápidas.

-Gestión de Riesgos: Requiere que las instituciones realicen evaluaciones regulares de riesgos e implementen estrategias adecuadas de gestión de riesgos para mitigar interrupciones potenciales.

-Supervisión de la Externalización: Introduce requisitos estrictos para la externalización de funciones críticas, asegurando que los proveedores de servicios tercerizados cumplan con estándares de resiliencia especificados.

-Pruebas y Ejercicios: Fomenta la realización regular de pruebas y simulaciones de escenarios operativos para evaluar la preparación e identificar áreas de mejora.

-Gobierno y Responsabilidad: Enfatiza la importancia de estructuras de gobierno efectivas y mecanismos de responsabilidad claros para supervisar y hacer cumplir el cumplimiento de los requisitos de DORA.

Impacto en las Empresas:

Se espera que la implementación de DORA tenga implicaciones de gran alcance para las instituciones financieras, proveedores de tecnología y otros actores interesados. Si bien el cumplimiento puede conllevar costos iniciales y cambios operativos, los beneficios a largo plazo son significativos.

Al fomentar una cultura de resiliencia y responsabilidad, DORA puede ayudar a las organizaciones a anticipar, prepararse y responder mejor a las interrupciones operativas. Esto, a su vez, puede mejorar la confianza del cliente, salvaguardar la estabilidad financiera y, en última instancia, contribuir a la resiliencia de la economía en general.

Además, el énfasis de DORA en la resiliencia digital subraya la importancia de medidas sólidas de ciberseguridad en una era de amenazas cibernéticas crecientes. Las entidades financieras necesitarán invertir en tecnologías avanzadas de ciberseguridad y capacidades para fortalecer sus defensas contra riesgos en evolución.

Conclusión:

A medida que el mundo digital continúa evolucionando, asegurar la resiliencia de los sistemas financieros es primordial. DORA representa un paso crucial hacia la consecución de este objetivo, proporcionando un marco integral para mejorar la resiliencia operativa del sector financiero. Al abrazar los principios y requisitos de DORA, las organizaciones pueden fortalecer su capacidad para resistir y recuperarse de interrupciones, fomentando en última instancia un ecosistema digital más seguro y resiliente para todos.

En resumen, si bien el camino hacia el cumplimiento puede plantear desafíos, los beneficios de DORA son claros: un sector financiero más resiliente equipado para navegar las complejidades de la era digital con confianza y estabilidad.

Por Francesco di Martino, Consultor del Área de Banca de Common Management Solutions